Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Martes, 22 de octubre de 2019
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

Sobre las homilías

Sobre las homilías
Actualizado 19 enero 2019  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
P. Pedro Trevijano   


En Rom 10,14 y 17 San Pablo nos dice:

«Ahora bien, ¿cómo invocarán a aquél en quien no han creído?; ¿cómo creerán en aquél de quien no han oído hablar?; ¿cómo oirán hablar de él sin nadie que anuncie?... Así, pues, la fe nace del mensaje que se escucha y la escucha viene a través de la palabra de Cristo».

En el Decreto «Presbyterorum ordinis» del Concilio leemos:

«4. El Pueblo de Dios se reúne, ante todo, por la palabra de Dios vivo, que con todo derecho hay que esperar de la boca de los sacerdotes. Pues como nadie puede salvarse, si antes no cree, los presbíteros, como cooperadores de los obispos, tienen como obligación principal el anunciar a todos el Evangelio de Cristo, … Pero la predicación sacerdotal, muy difícil con frecuencia en las actuales circunstancias del mundo, para mover mejor a las almas de los oyentes, debe exponer la palabra de Dios, no sólo de una forma general y abstracta, sino aplicando a circunstancias concretas de la vida la verdad perenne del Evangelio. Con ello se desarrolla el ministerio de la palabra de muchos modos».

En la Misa Crismal del 2011, Benedicto XVI dijo:

«En el encuentro de los cardenales en ocasión del último consistorio, varios Pastores, basándose en su experiencia, han hablado de un analfabetismo religioso que se difunde en medio de nuestra sociedad tan inteligente. Los elementos fundamentales de la fe, que antes sabía cualquier niño, son cada vez menos conocidos. Pero para poder vivir y amar nuestra fe, para poder amar a Dios y llegar por tanto a ser capaces de escucharlo del modo justo, debemos saber qué es lo que Dios nos ha dicho; nuestra razón y nuestro corazón han de ser interpelados por su palabra».

Por su parte, el Papa Francisco, en su Exhortación Apostólica «Evangelii Gaudium» escribe:

«145. La preparación de la predicación es una tarea tan importante que conviene dedicarle un tiempo prolongado de estudio, oración, reflexión y creatividad pastoral», y «146. El primer paso, después de invocar al Espíritu Santo, es prestar toda la atención al texto bíblico, que debe ser el fundamento de la predicación. Cuando uno se detiene a tratar de comprender cuál es el mensaje de un texto, ejercita el culto a la verdad».

Creo que en estos textos encontramos unas cuantas referencias sobre cómo deben ser nuestras homilías. San Pablo nos recuerda eso de «fides ex audito», y es que uno no puede creer en algo que ni siquiera sabe que existe. Como nos cuenta Hch 19,1-7, Pablo se encuentra en Éfeso un grupo de discípulos de Juan Bautista y cuando les pregunta si han recibido el Espíritu Santo, le contestan: «ni siquiera hemos oído hablar de un Espíritu Santo». Pablo les instruye, les impone las manos y entonces reciben el Espíritu Santo.

El Concilio nos recuerda que hemos de predicar sin temor, no quedándonos en vaguedades abstractas, sino aterrizando en las realidades concretas. Es cierto que ello puede provocarnos dificultades y problemas, pero no nos olvidemos que Cristo ha venido para dar testimonio de la Verdad y que fue crucificado. Un conocido teólogo protestante del siglo pasado, Karl Barth, decía: «A la predicación hay que ir con la Biblia en una mano y el periódico en la otra».

Pero no nos olvidemos, como nos dice Benedicto XVI que el tema fundamental de nuestra predicación ha de ser Jesucristo y que hemos de procurar instruir a nuestros fieles, porque la ignorancia religiosa, como consecuencia de la descristianización, es sencillamente horrorosa. En la homilía debemos procurar enseñar, pero recordemos siempre que la decimos en la Eucaristía y no debemos quitar protagonismo a ésta.

El Papa Francisco nos recuerda algo elemental: hay que preparar las homilías. No es serio preguntar justo antes de la Misa: «¿qué evangelio toca hoy?». En este punto es famoso el chiste de un sacerdote que le dice a un amigo suyo ante un próximo sermón: «he preparado a fondo el inicio y el final». «¿Y la parte central? «De esa se encarga el Espíritu Santo». Al terminar la homilía el amigo le dice: «tu parte muy buena; la del Espíritu Santo, un desastre». Y es que el Espíritu Santo no está para proteger a vagos.
 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
Un camino interior hacia Dios
Tibios y cobardes
Una muy importante noticia silenciada
"Cuestionamientos al Sínodo Amazónico"
El secreto de confesión
La llegada de refugiados, antiguos y nuevos
La única Cruz que salva
Stefan Wyszynski: Cuando la fe se hace carne
Acusaciones contra los seres humanos
El perfume de la humildad

RSS
P. Pedro Trevijano. Sacerdote, doctor en Teología Moral, por el Alfonsiano de Roma. Licenciado en Derecho.
ARCHIVO
OCTUBRE 2019

Una muy importante noticia silenciada

El secreto de confesión

Ver posts de otros meses

AGOSTO 2019 (1 artículos)

JULIO 2019 (2 artículos)

JUNIO 2019 (2 artículos)

MAYO 2019 (4 artículos)

MARZO 2019 (3 artículos)

ENERO 2019 (3 artículos)

DICIEMBRE 2018 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2018 (3 artículos)

OCTUBRE 2018 (2 artículos)

AGOSTO 2018 (2 artículos)

JUNIO 2018 (1 artículos)

MAYO 2018 (1 artículos)

ABRIL 2018 (2 artículos)

MARZO 2018 (2 artículos)

FEBRERO 2018 (1 artículos)

ENERO 2018 (2 artículos)

DICIEMBRE 2017 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (3 artículos)

OCTUBRE 2017 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (3 artículos)

AGOSTO 2017 (1 artículos)

JUNIO 2017 (2 artículos)

MAYO 2017 (2 artículos)

ABRIL 2017 (1 artículos)

MARZO 2017 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (4 artículos)

OCTUBRE 2016 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (1 artículos)

AGOSTO 2016 (1 artículos)

JULIO 2016 (1 artículos)

JUNIO 2016 (4 artículos)

MAYO 2016 (1 artículos)

ABRIL 2016 (1 artículos)

MARZO 2016 (1 artículos)

ENERO 2016 (3 artículos)

DICIEMBRE 2015 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (1 artículos)

AGOSTO 2015 (3 artículos)

JULIO 2015 (2 artículos)

JUNIO 2015 (4 artículos)

ABRIL 2015 (1 artículos)

MARZO 2015 (1 artículos)

ENERO 2015 (1 artículos)

DICIEMBRE 2014 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (1 artículos)

JULIO 2014 (1 artículos)

JUNIO 2014 (1 artículos)

Divino amor hecho carne

Divino amor hecho carne

El siglo de los mártires

El siglo de los mártires

Cultos afroamericanos y cristianismo

Cultos afroamericanos y cristianismo

LO MÁS LEÍDO
1 La vida como don "para testimoniar, bendecir, consolar, levantar, transmitir la belleza de Jesús", dice el Papa
2 Adicción a las drogas y al sexo no derrotaron a Ludovic: "Dios es mucho más fuerte que las fuerzas del mal"
3 Para superar la crisis: "Rezo del Rosario" y una "investigación independiente", dice obispo de Hong Kong
4 No existe un gen gay, concluye reciente estudio científico. Consecuencias legales analizadas por el sociólogo Paul Sullins
5 Padre Gerardo Piñeros alerta de "una fuerte actividad demoníaca" durante octubre que culmina en Halloween
6 Estadísticas 2019 de la Iglesia: Número 1 en beneficencia, más católicos y menos candidatos al sacerdocio
7 Implicancias morales del Sínodo: "La vida humana y la vida de la naturaleza están interconectadas"
8 Monseñor Felipe Bacarreza revela impactantes detalles de su viaje a Medjugorje, la aldea donde se aparece la Virgen
9 "Cuanto más tenía, más vacío sentía, yo vivía muerta. En Medjugorje recibí la gracia"
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |