Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Viernes, 23 de agosto de 2019
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA
La violencia era un pecado que pasaba de padres a hijos

Sufrió el abuso de su madre y abuelo, al perdonar sanó su alma y logró reconciliar a su familia

Sufrió el abuso de su madre y abuelo, al perdonar sanó su alma y logró reconciliar a su familia
Sin un padre a su lado y con una madre alcohólica, Mariel creció en un ambiente en el que fue víctima de violencia física y psicológica. Hoy sabe, dice, que siempre Dios estuvo con ella.
Actualizado 27 enero 2017  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Portaluz   


Testigo y víctima de la violencia desde su temprana infancia, con el paso de los años Mariel comenzó ella misma a comportarse de forma violenta, llegando incluso a golpear a su esposo. Nacida en Guadalajara (Jalisco, México) cuenta a revista Presencia que fue abandonada por su padre a los 28 días de nacida quedando sólo a cargo de su madre, quien desde muy joven era alcohólica.

Mariel hoy recuerda que veía el alcoholismo de su madre como algo  normal, así como la violencia en su familia, pues mientras su madre trabajaba, Mariel quedaba a cargo de los abuelos maternos. Era habitual ver a su abuelo golpeando a su abuela. “Toda la vida viví un secreto a voces, pensé que nadie sabía que era alcohólica porque mi madre me tenía prohibido decirlo, me tenía amenazada. Mi abuelo siempre maltrató a mi abuela, mi mamá creció entre golpes, gritos, para mí era normal, pensé que en todas las familias gritaban, manoteaban, porque así crecí”, reitera Mariel.
 
Forzada por su madre, pronto Mariel tomó un lugar que no le correspondía, debiendo ser la proveedora del hogar… “Hubo mucho abuso psicológico, mi mamá me golpeaba, le tenía mucho temor. Tenía que encargarme de que todo estuviera bien en la casa porque si no ella me golpeaba, era muy agresiva, hubo una ocasión que tuve que pedir auxilio porque pensé que se le iba a pasar la mano, cuando ella tomaba, perdía totalmente la noción”, recuerda esta joven mexicana.
 
La soledad que endurece el alma
 
Aunque asistía a la parroquia Mariel sentía que no debía hablar del asunto. También callaba ante otros miembros de la familia, aunque –sin ella saberlo- todos sabían la situación, pero no le ayudaban. “Todo me lo guardaba, delante de los demás hacía como si no pasara nada. Mi mamá no controlaba la bebida y quienes la veían no hacían nada”, afirma.
 
Aunque su madre se casó cuando Mariel tenía 14 años, su padrastro tampoco hizo nada por ayudarle a sanar del alcoholismo. Con la llegada de un nuevo hijo, la madre de Mariel parecía querer cambiar, pero continuó esclavizada. “El marido de mi mamá la justificaba. Él tiene una personalidad muy pasiva y mi mamá es muy dominante. En una ocasión conversamos con ella y se puso muy agresiva, su esposo prefería no pelear”, recuerda  Mariel.
 
Orando a Dios comienza el cambio
 
Fue al conocer a quien hoy es su marido, que Mariel supo que la vida podía ser diferente, que no todas las familias viven entre gritos, golpes, agresiones y que el alcoholismo no forma parte de la vida diaria de las personas. “Cuando conocí a mi esposo yo estaba en una comunidad en Guadalajara y le pedí a Dios por él, que fuera un hombre enamorado de Dios, que le sirviera. Él ya me había ido a pedir con mi mamá y eso la puso muy agresiva porque yo me encargaba de todo. Tras un nuevo pleito pude huir y me vine a Juárez con mi novio”, comparte la entrevistada.
 
Pero pronto el resentimiento y dolor que Mariel guardaba por años explotaron y comenzó a ser agresiva con su futuro esposo… “Esa agresión estaba acumulada y mi esposo la recibió. Fueron momentos muy difíciles y si no fuera por la mano de Dios no hubiéramos podido salir adelante”, agradece Mariel…
 
La gracia de ser sanada
 
A los pocos meses de llegar a Juárez y en medio de la violencia que comenzaba a vivir en su matrimonio, Mariel conoció la Comunidad María Mediadora. Junto a su marido acudieron al Seminario de Sanación y Liberación y así se abrió al Señor empezando el proceso de sanación en su vida. “Me di cuenta que tenía muchas ataduras, vivía ciega, sin saber que estaba tan herida, pensé que perdonaba, pero ahora se la diferencia entre disculpar y perdonar. Antes disculpaba a mi mamá, a las personas que estaban a mi alrededor pero no había perdonado y el Señor me mostró eso… El Señor me reveló en mi corazón que mi mamá había abusado de mí. Ahí empezó realmente la sanación, en ese momento decidí perdonarla reconociendo que ella sufrió daños más graves, el Señor así me lo mostró y como haya sido, la tenía que honrar… Fui entendiendo que tenía que soltar toda esa agresión a la que estuve expuesta. Empecé esa lucha, que fue difícil, porque perdonar es una gracia de Dios, y se lo entregué al Señor. Me sentí libre, incluso sané físicamente”, afirma.
 
Mariel que había sido diagnosticada con fibromialgia y varias otras dolencias, por una gracia extraordinaria del Espíritu Santo, dice, recibió salud una vez que perdonó... “En cuanto perdoné, sané. Sané de hipertiroidismo, piedras en los riñones, ovario poliquistico, fue muchísima sanación física a raíz del perdón”, confirma.
 
La Sanación se comparte
 
Feliz y con una fe a toda prueba al ver lo que estaba ocurriendo en su vida Mariel cuenta que comenzó a orar regularmente por cada miembro de su familia, haciendo actos espirituales de perdón. Y Dios la escuchó... “Si amaba al Señor tenía que perdonar, si quiero llegar a la santidad tenía que perdonar, fue una de las cosas que me motivó”, expresó y agrega que se han reconciliado con su madre… “Ella ha pedido perdón, ha reconocido que me golpeaba, que me gritaba, que me hostigaba, y eso es una sanación del Señor. Para ella ha sido muy fuerte, como madre, haber tenido ese peso en muchos sentidos… El Señor es amor, el todo lo puede, hay veces que uno tiene que tomar la decisión de perdonar para que el Señor haga su obra. No desperdicien esa bendición tan grande que es el perdón. Los invito a que sean valientes y obedientes, tengan los oídos bien abiertos para que el Señor les pueda hablar al corazón, les aseguro que hay salvación”.

 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Fe y Moral
La campaña que demanda… ¡Basta de abuso basta de vientres de alquiler!
¿Pena de Muerte terminará de aniquilar las relaciones entre la Iglesia Católica y la administración Trump?
Analistas europeos en Bioética coinciden con el Papa: Vincent Lambert fue "eliminado", mediante eutanasia
Sexo, cuerpo y amor: Las reflexiones de Christopher West a la luz de las enseñanzas de un Papa santo
Un dramático viaje a las profundidades de la trata y prostitución donde una monja siembra esperanza
"Cuasimodo" en Chile: A un año de reconocer los daños causados por delitos de abuso
Un hombre enviciado en las apuestas y la prostitución dice que leyendo un libro sobre la Virgen inició su liberación
A Marion le gustaba el cura y se enamoró de Dios: "Desde esa peregrinación dejé de tomar drogas duras"
Dos hombres en un bar hablaron de su adicción al porno y hubo consecuencias
Un adepto a santeros que traficó cocaína en los muelles de Miami regresa a Dios por la Virgen de Medjugorge


Divino amor hecho carne

Divino amor hecho carne

El siglo de los mártires

El siglo de los mártires

Cultos afroamericanos y cristianismo

Cultos afroamericanos y cristianismo

LO MÁS LEÍDO
1 "Graves y desorientadoras afirmaciones" del Superior General de los Jesuitas que contradicen al Papa
2 Franciscanos de Chile ante el desastre en la Amazonía claman a Dios y emplazan a gobiernos "ecocidas"
3 La cruz que el pueblo de Venezuela padece es: ¡Hambre! Video denuncia
4 Las razones de una fiscal para afirmar que su accidente cerebrovascular fue "una bendición de Dios"
5 Padre Bamonte líder de los Exorcistas: ¡Los demonios reconocen que el Corazón Inmaculado de María triunfará!
6 El impactante relato de cómo vio la Asunción de la Virgen una testigo privilegiada
7 La corona de la Virgen de Luján: Millones de peregrinos que oran, se confiesan, comulgan y 20 mil bautizos al año
8 Pornoadictos
9 Misterio del ciprés que desde 1628 crece sin tierra en el muro de un templo construido según dijo la Virgen
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |