Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Lunes, 19 de agosto de 2019
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

Una pascua intensa y movida

Una pascua intensa y movida
Actualizado 22 abril 2019  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
P. Jorge González Guadalix   


Movida porque ha sido ir de La Serna a Gascones y de Gascones a La Serna. Afotunadamente en Braojos un sacerdote se hizo cargo de todo. Dios se lo pague.

Dos triduos pascuales. Es decir, dos celebraciones de la cena, dos de la pasión, dos vigilias pascuales. ¿Mucha gente, poca gente? Pues depende… que en un pueblo de setenta empadronados tengas en la vigilia treinta personas no es moco de pavo. Incluso en Gascones, algo mayor, otros treinta, es muy de agradecer.

Cuento como nota curiosa el que después de muchos años hemos recuperado el lavatorio de los pies de jueves santo en La Serna y en Gascones. No han sido doce, pero sí algunos que enerosamente se han ofrecido para el ritual. Dios se lo pague.


Intensidad en las celebraciones. Uno se da cuenta de cuándo la gente está y cuándo entra de verdad en la celebración. Y entramos todos. Con emoción, con alegría, con gozo, sabiendo que llegaba el día de nuestra salvación. Hemos procurado cuidar la liturgia con todos los medios a nuestro alcance, muy pocos en lo humano y en lo material, pero creo que hemos cumplido como los buenos. 

Intensas porque no son pascuas anónimas, de masas. Pascua de las hermana Hermila, que me ha acompañado con sus buenos oficios en todas las celebraciones. Pascua con gente de la que conoces nombe, apellidos, historia, gozos y llantos. Pascua que ha sacado de cada pueblo sus buenos oficios para el monumento, la vigilia… 

He querido pasar algún rato por Braojos para rezar y estar con la gente. Es la Pascua y uno quisiera poder celebrarla íntegra en cada una de sus parroquias. Con tres se hace imposible. Lo saben, lo comprenden y lo disculpan. 

Anoche, tras las dos vigilias pascuales, llegaron, un año más, las rosquillas de la señora Juana, que cada año me dice que es que ya no puede para sorrpendernos siempre con la sonrisa y la bandeja. ¡Cuánto cariño, cuánta generosidad también en esto!

He conocido esas magníficas vigilias pascuales en la basílica del Monasterio del Escorial, la  abarrotada parroquia de Santa María de la Esperanza, la muy buena afluencia en Santa Ángela de la Cruz y la Beata Mogas, así como las vigilias de Guadalix, con sus procesiones previa y luego del encuentro y de Navalafuente, más similar a lo de ahora. Ahora toca la pascua de Braojos, Gascones y la Serna y anunciar en cada rinconcito la alegría de la resurrección.

Anoche, en la homilía, les decía que la vida siempre triunfa, que somos, no por naturaleza, sino por fe, optimistas, alegres, esperanzados y confiados en un futuro de vida, y que nuestros pueblos, en los que solo escuchamos lamentos y añoranzas de lo que fuimos, están llamados a la esperanza y a la fe. Y que todo eso es solo por una cosa: porque ha resucitado, y si ha resucitado, se han terminado los lamentos, los lloros y la resignación. Es hora de mirar al futuro y entregarse a Jesucristo.

Lo digo también para todos mis lectores en esta hora en que tantos parece que sucumben al pesimismo: Cristo está vivo y eso quiere decir que la vida, el bien siempre triunfan, aunque sea de forma callada. 

Feliz Pascua. Seguimos con la intensidad Gascones, La Serna, Braojos… y llenos de alegría y paz porque está vivo. Ha resucitado. ALELUYA.  
 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
Pornoadictos
Creo en Dios y en la Vida
Tan necesario como el agua
Conocimiento y felicidad
Comprensión Divina
Moro, el humanista cristiano
Supremacismo
Liberalismo y socialismo (y II)
Amigos y salud mental
Restos humanos bajo la Nunciatura

RSS
Jorge González Guadalix es sacerdote diocesano español. Licenciado en teología pastoral y fiel Adorador Eucarístico.
ARCHIVO
JULIO 2019

Un día glorioso: entre el reclinatorio y el confesionario

Ver posts de otros meses

ABRIL 2019 (1 artículos)

DICIEMBRE 2018 (1 artículos)

JUNIO 2018 (1 artículos)

JUNIO 2017 (1 artículos)

ABRIL 2016 (1 artículos)

MARZO 2016 (1 artículos)

JULIO 2015 (1 artículos)

JULIO 2013 (1 artículos)

Divino amor hecho carne

Divino amor hecho carne

El siglo de los mártires

El siglo de los mártires

Cultos afroamericanos y cristianismo

Cultos afroamericanos y cristianismo

LO MÁS LEÍDO
1 Padre Bamonte líder de los Exorcistas: ¡Los demonios reconocen que el Corazón Inmaculado de María triunfará!
2 Las razones de una fiscal para afirmar que su accidente cerebrovascular fue "una bendición de Dios"
3 El impactante relato de cómo vio la Asunción de la Virgen una testigo privilegiada
4 La campaña que demanda… ¡Basta de abuso basta de vientres de alquiler!
5 "El deseo de Dios se me hizo irresistible": La vital confesión de un joven que pronto será sacerdote
6 El adolescente que atrapó la intimidad espiritual de padre Pío con su cámara fotográfica
7 Tan necesario como el agua
8 Pornoadictos
9 Creo en Dios y en la Vida
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |