Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Jueves, 5 de agosto de 2021
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

Video testimonio de Véronique: «Tenía un vacío interior que me agobiaba». Desde su honda tristeza clamó a Dios

Video testimonio de Véronique: «Tenía un vacío interior que me agobiaba». Desde su honda tristeza clamó a Dios
"Es un poco como si Dios me diera un faro que me permite ver los pocos pasos que puedo dar para avanzar".
Actualizado 3 julio 2021  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Portaluz   


Salir de fiesta, divertirse, tener novios. Este era el programa de Véronique durante sus estudios en Estados Unidos. Pero todo se vería alterado por ciertos acontecimientos.
 
Tenía 23 años y Estados Unidos parecía ser el lugar ideal para ella. Allí podría, dice, con algo de ironía, “avanzar en mi camino: multiplicar mis amores y divertirme, sobre todo mediante el alcohol”.
 
Pero nada ocurrió como había planeado y muy pronto se vería confrontada con sus límites humanos. Se despertaba cada mañana, dice, con un vacío en el pecho que le pesaba todo el día. “Mi estancia empezaba mal, tenía un vacío interior que me agobiaba”, recuerda en el siguiente video testimonio publicado por KTO.

El clamor de Véronique


 
No sabía bien cómo enfrentar lo que vivía y tuvo la buena idea de fortalecer su vínculo con un grupo que había conocido en el campus. “Estos jóvenes parecían simpáticos y, además, tenían en sus puestos comida tentadora para una estudiante sin recursos como yo. Se preocuparon mucho por mí y muy pronto me ofrecieron ir con ellos a un gran hotel con 800 personas que acudían a rezar. Acepté”.
 
Las primeras horas fueron incómodas para Véronique. No lograba sacudirse la tristeza que la poseía y estaba rodeada de gente que parecía estar feliz, “en el séptimo cielo”, recuerda. Resistió todo lo que pudo y entonces cuando más insoportable le resultaba todo ese ambiente de fervorosos creyentes, se abandonó: “Clamé a Dios, me puse de rodillas y lloré a mares”. Así inició Véronique su sanación y camino de conversión.
 
El miedo, un monstruo que se espanta con oración
 
Unos meses más tarde, regresó a Francia y busqué una parroquia para integrarse al grupo de jóvenes. En uno de los encuentros conoció a un joven “apuesto”, dice, que llamó su atención.
 
“No quería que esto fuera una conquista más. Y me dirigí de nuevo a Dios diciéndole: «Me gustaría casarme y, a ser posible, con él». Empezamos a avanzar juntos y cuanto más tomaba forma la idea del matrimonio, más me asustaba por dentro. Pero realmente quería casarme”.
 
Juntos decidieron pasar unos días en un monasterio para hablar de todo esto tranquilamente y rezar juntos. Y al final del fin de semana, Véronique se dio cuenta que ya no tenía miedo. Estaba serena, dispuesta a dar el paso del compromiso.
 
“Anunciamos nuestro proyecto a la gente cercana, nos comprometimos, nos casamos”. Y de nuevo regresó el fantasma del miedo, esta vez a ser madre. Como un monstruo se posesionaba de Véronique, pero la joven conocedora de esta amenaza sabía cuál era el remedio.
 
“Confié esta dificultad a Dios cada día en la oración. Poco a poco, fui perdiendo el miedo e incluso el ser madre se convirtió en un deseo apremiante que podía cumplirse. Tuvimos una niña y desde entonces me he dado cuenta de que en realidad tenía miedo de algo que me haría muy feliz. Es un poco como si Dios me diera un faro que me permite ver los pocos pasos que puedo dar para avanzar. No sé exactamente a dónde voy, pero avanzo diez metros. Ahora bien, cuando miro hacia atrás, me doy cuenta de que he recorrido kilómetros gracias a este Dios al que clamo regularmente. Creo que eso le gusta. Y de paso le digo gracias a Él porque mi vida es mucho mejor ahora”.

 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Evangelización
Thomas se bautiza con sus tres hijos el mismo día: «Recibir el bautismo como adulto es hermoso y significativo»
Los milagros «de la lengua» por mediación de San Francisco y una poderosa oración para implorar su ayuda
Padre Pío, el santo de los estigmas, califica a la masonería como «infame secta»
Beata Eduviges Carboni: Sus visiones de la Virgen y las almas del purgatorio
Ñusta Huillac «La Tirana» princesa Inca cuya conversión alentó en Chile la devoción a la Virgen del Carmen
Una madre agradece a Dios haber superado 20 años de abuso y recibido tres sanaciones extraordinarias
La cruz, con ´Medalla de San Benito´, escudo y arma centenaria de los exorcistas
La bailarina Monique Singh deja el escenario y ofrece su vida al amor infinito de Dios
Amar la eucaristía, la confesión y las obras de caridad forjaron la santidad del joven Pier Giorgio Frassati
El Sagrado Corazón y María Valtorta conquistan el corazón del futbolista francés Florian Boucansaud


La Pasión de Cristo

La Pasión de Cristo

Sanación de la pareja

Sanación de la pareja

La total pequeñez o la vida en María

La total pequeñez o la vida en María

LO MÁS LEÍDO
1 Thomas se bautiza con sus tres hijos el mismo día: «Recibir el bautismo como adulto es hermoso y significativo»
2 Miles de religiosas combaten en el mundo la trata de personas. Hablan los supervivientes
3 El Papa habla de «reforma» en su intención de oración para el mes de agosto
4 El Papa emérito y el irrealismo de la "huida hacia la doctrina pura"
5 Los milagros «de la lengua» por mediación de San Francisco y una poderosa oración para implorar su ayuda
6 ¿Podemos probar que Dios existe?
7 Científico Luis Chiva de Agustín: «El Reconocimiento Natural de la Fertilidad no es solo para cristianos»
8 Adrien, Pierre y Mohamed
9 Un padre acusa que su hija murió tras ingerir píldoras abortivas
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |